Etiquetas de identificación

Son dispositivos pasivos (no tienen batería, sino que se activan con la energía del lector) capaces de almacenar información relativa al producto que identifican.

Ferroxtag es la solución ideal en entornos industriales: resistente a impactos e intemperie permite lectura sobre metales y líquidos (las grandes barreras de la tecnología RFID). Gracias a su memoria, cada etiqueta puede almacenar infinidad de datos del producto, tales como el número de referencia y lote del producto que identifica, así como su estado de proceso.

Ferroxtag Screw Box

Por su pequeño tamaño (25 mm de longitud, 12 de ancho) es posible fijarlo en las cubas, en los pallets o incluso en las propias botellas.  Es decir, en todos los puntos donde es necesario mantener identificado el lote de VINO, siendo posible leerlos en condiciones adversas de temperatura y humedad (incluso sumergidos).

Esto permite mantener identificado el lote de producción en todo momento a lo largo de su ruta de proceso. Además, esta información se puede leer con terminales portátiles, lo que permite confirmar estados de proceso en tiempo real, sobre los propios productos. La memoria es reprogramable, con lo que una vez que el lote se expide, es posible reutilizar la etiqueta para identificar un nuevo lote.




Inducción a RFID (español)